PSICOLOGÍA CLÍNICA

Algunas cuestiones frecuentes son:
• Si me divorcio, ¿me voy a quedar sola?¿podré volver a enamorarme y a confiar? El divorcio es un proceso de separación que implica una pérdida como otras más que tenemos a lo largo de la vida y, a veces nos hace pensar que nos quedaremos solos, que no valemos o que hemos fracasado. Sin embargo si logras cerrar el círculo adecuadamente, en el futuro te sentirás con la seguridad y confianza para decidir si quieres continuar sola/o o formar una nueva pareja, podrás enamorarte nuevamente de una forma más madura, y tendrás nuevos planes y proyectos en todos los aspectos de tu vida.

• Si tomo la decisión de divorciarme, ¿qué le voy a decir a la gente, a mis papás, a mis amigos o los compañeros de trabajo? ¿me van a juzgar? El divorcio es un cambio profundo a nivel personal, en tus rutinas y estilo de vida; y también en la manera en que los demás te ven. Encontrarás más apoyo de algunos de tus seres queridos que de otros, y algunos se adaptarán con mayor facilidad a este cambio. Las personas que te quieren, aceptarán ésta situación ya que desean verte tranquila y feliz, y el divorcio te puede llevar a éste camino.

• El hecho de pensar en divorciarme, ¿qué pude haber hecho para evitarlo? ¿Soy la (el) culpable? En este proceso no existen culpables, sólo personas responsables. Cuando atravesamos por un proceso de divorcio, muchas veces lo vivimos como un fracaso y nos preguntamos que hicimos mal, o nos decimos que si hubiéramos hecho algo diferente la relación estaría bien ahora. Sin embargo, este cambio es un proceso de aprendizaje que te permitirá crecer y desarrollar fortalezas o capacidades que no conocías de ti misma/o durante este proceso es muy importante que te concentres en lo que quieres a futuro, tomando en cuenta lo que aprendiste del pasado. Recuerda, lo que ya pasó, ya pasó y no lo podemos cambiar. No vale la pena desperdiciar tu energía en ello.

• Me quiero divorciar pero no lo hago por mis hijos, si me divorcio ¿cómo les afecta psicológicamente? Muchas veces creemos que el permanecer en un matrimonio que no está funcionando es mejor para los hijos. Sin embargo, especialmente cuando se ha llegado a niveles de violencia (psicológica, física, económica) dentro de la relación, puede llegar a hacerles un daño mayor. Recuerda, los niños aprenden lo que viven, y probablemente cuando crezcan aprendan a llevar un matrimonio de la misma manera que han visto. Si manejas adecuadamente la separación, con el apoyo adecuado, tus hijos podrán pasar satisfactoriamente por este cambio y se adaptarán positivamente a su nueva vida. Siempre es recomendable la ayuda profesional para enfrenarlo.

• Un divorcio es un proceso muy desgastante y es un duelo ¿en qué consiste y cómo me va a afectar? Un duelo es una pérdida. Es un proceso que conlleva varias etapas y es mejor que lo lleves con el apoyo adecuado. Sentirás muchas emociones en este cambio. habrá días de enojo, tristeza y otros de más calma. Tienes que aprender a manejar tus emociones. Puedes llegar a sentirte mal contigo misma(o) o menos segura(o) de ti. sin embargo, también es un proceso de aprendizaje que te hará ver tus propias fortalezas y capacidades; que si lo resuelves adecuadamente te ayudará a conocerte mejor y tener un mayor control de ti misma/o y de tu vida.

• Si estamos en proceso de divorcio, ¿es sano que sigamos viviendo juntos? Durante un proceso de divorcio, resulta complicado tomar algunas decisiones, ya que muchas de éstas dependen de factores económicos como es el caso de la vivienda compartida. Sin embargo, debido a que éste proceso es finalmente un duelo, resulta mucho más sano y más eficaz superarlo si la pareja se encuentra físicamente separada, en gran medida por salud mental y física. Asimismo, dicha separación física, ayuda a esclarecer las ideas y dejar de lado las dudas para la decisión que se ha de tomar, evitando enfrentamientos y violencia que en muchos casos deriva en problemas legales mayores.

•El hecho de que mi marido me grite y me insulte constantemente, aunque no me pegue físicamente ¿se considera violencia intrafamiliar? Se considera violencia a cualquier forma de control y abuso de poder de una persona a otra, evitando enfrentamientos y violencia que en muchos casos deriva en problemas legales mayores. Lamentablemente muchas de las familias actuales se encuentran en un ambiente de violencia. El hecho de que no existan golpes físicos no significa que no exista violencia. La violencia es una de las principales causas de divorcio y es sumamente dañino para toda la familia. En estos casos, es necesario considerar una disolución de la pareja.

•Estoy sufriendo de violencia física y psicológica por parte de mi marido, pero me da miedo separarme porque en muchas ocasiones me amenaza ¿qué puedo hacer? En la violencia física y psicológica se ejerce control y poder, amenazando con la integridad física y psicológica hacia el cónyuge o hacia alguno de los miembros de la familia. Suele estar manifestada a través de gritos, golpes, manipulaciones, chantajes y amenazas. Una víctima de violencia es normal que tenga miedo pero lo importante es que sepa que su cónyuge no es todo poderoso y la ley la protege, y que su vida y las de sus hijos corren un serio riesgo. Con un adecuado manejo y apoyo psicológico, se pueden elaborar planes para separarse y quedar protegida. Siempre es importante acudir al psicólogo para enfrentar dichos miedos y tener un plan antes de dejar a la pareja si así se decide.

PSICOLOGÍA PERICIAL

Ofrecemos la prueba pericial en materia de psicología, al contar con psicólogos titulados y capacitados para emitir dictámenes judiciales.

Dentro de nuestro sistema judicial se litigan diferentes problemáticas entre ellas: divorcios, patria potestad, guarda y custodia, violencia familiar, homicidios, delitos sexuales, daño moral, amenazas, secuelas de accidentes de trabajo, entre otros.

En estos procesos jurídicos (ya sea penal, civil, familiar o laboral) sé esta volviendo común que se recurra al psicólogo para que efectúe la evaluación diagnóstica —peritaje— de los actores involucrados en dicho proceso, sobre la existencia de algún trastorno de personalidad, orgánico, conductual, establecer el equilibrio emocional, etc., o cualquier otro aspecto que pueda ser considerado como trascendente en el desarrollo de esté, con el objetivo de determinar su participación, responsabilidad, secuelas, motivos, razones o circunstancias de las personas implicadas estos procesos. A fin de que el juzgador tenga mayor información con respecto a cada una de las partes y con ello poder emitir una sentencia más justa.

Por lo tanto el profesional de la Psicología, interviene en el área Jurídica efectuando evaluación diagnóstica (peritajes psicológicos) misma que debe ser realizada por un profesional experto, por lo que es imprescindible que el psicólogo que se desempeñe como perito tenga presente que es necesario poseer una formación multidisciplinaria, para evitar cometer errores, lo cual se puede evitar teniendo conocimientos de: sociología (relaciones sociales, costumbres, creencias, etc.), derecho (terminología en el área penal, civil y laboral, etc.), psiquiatría (trastornos mentales, imputabilidad, etc.), medicina forense (tipos de lesiones: excoriaciones, contusiones, etc.), Criminalística (lugar de hechos, dinámica de hechos, indicios, etc.), Psicología Forense (testimonio, técnicas de evaluación, interrogatorio, etc.), Psicología Social ( atribuciones, cognición y percepción social, etc.), Psicología Clínica (entrevista, pruebas psicológicas, etc.), Psicología educativa (etapas del desarrollo, capacidades cognitivas, etc.) entre otras, así como los referentes al sustento legal respecto a las funciones, actividades, responsabilidades y sanciones inherentes a la función pericial.

La pericia psicológica es el peritaje que brinda el psicólogo al órgano jurídico después de haber estudiado y analizado el caso y realizar las evaluaciones necesarias.

ASPECTOS MÁS RELEVANTES DE ESTA PRUEBA, SON:
1.- La Procedencia:
Procede cuando para conocer o apreciar algún hecho de influencia en el pleito, sean necesarios o convenientes conocimientos científicos, artísticos o prácticos.

2.- La Proposición:
La parte a quien interesa este medio de pruebas propondrá con claridad y precisión el objeto sobre el cual deba recaer el reconocimiento pericial, y si ha de ser realizado por uno o tres de los peritos. El Juez ya que se trata de asesorarle, resuelve sobre la necesidad, o no, de esta prueba.

3.- El Nombramiento:
Los peritos tienen que ser nombrados por el Juez o Tribunal, con conocimiento de las partes, a fin de que puedan ser recusados o tachados por causas anteriores o posteriores al nombramiento. Son causas de tacha a los peritos el parentesco próximo, haber informado anteriormente en contra del recusante el vínculo profesional o de intereses con la otra parte, el interés en el juicio, la enemistad o la amistad manifiesta.

4.- El Diligenciamiento:
Las partes y sus defensores pueden concurrir al acto de reconocimiento pericial y dirigir a los peritos las observaciones que estimen oportunas. Deben los peritos, cuando sean tres, practicar conjuntamente la diligencia y luego conferenciar a solas entre sí. Concretan su dictamen según la importancia del caso, en forma de declaración; y en el segundo, por informe, que necesita ratificación jurada ante el Juez. El informe verbal es más frecuente y quedará constancia del mismo en el acta.

5.- El Dictamen Pericial:
Los peritos realizarán el estudio acucioso, riguroso del problema encomendado para producir una explicación consistente. Esa actividad cognoscitiva será condensada en un documento que refleje las secuencias fundamentales del estudio efectuado, los métodos y medios importantes empleados, una exposición razonada y coherente, las conclusiones, fecha y firma.
A ese documento se le conoce generalmente con el nombre de Dictamen Pericial o Informe Pericial. Si los peritos no concuerdan deberá nombrarse un tercero para dirimir la discordia, quién puede disentir de sus colegas.
Todo dictamen pericial debe contener:
La descripción de la persona, objeto o cosa materia de examen o estudio, así como, el estado y forma en que se encontraba. La relación detallada de todas las operaciones practicadas el la pericia y su resultado. Los medios científicos o técnicos de que se han valido para emitir su dictamen. Las conclusiones a las que llegan los peritos.

6.- La Ampliación del Dictamen:
No es usual que se repita el examen o estudio de lo ya peritado, sin embargo se puede pedir que los Colegios Profesiones, academias, institutos o centros oficiales se pronuncien al respecto e informen por escrito para agregarse al expediente y después oportunamente sea valorado.

7.- La Apreciación y Valoración:
La prueba pericial tiene que ser apreciado y valorado con un criterio de conciencia, según las reglas de la sana crítica. Los Jueces y tribunales no están obligados a sujetarse al dictamen de los peritos.

Acérquese a Nosotros

icono tel

Contacto

Tel. 30922667 - 55116602
Whatsapp. (55)20121053 - (55)36728940
icono sobre

Consúltenos sin costo

Escríbenos y deja tu mensaje
icono ubicación

Ubicación

Col. Centro Chalco, Edo. de Méx.